El Comercio

Lima, jueves 24 de julio del 1941 – “Una versión ecuatoriana de los sucesos de la frontera”

 

UNA VERSION ECUATORIANA DE LOS SUCESOS DE LA FRONTERA

 

Comunicado de la Cancillería de Quito

 

Quito, 23.U.P. – Esta noche se expidió un comunicado oficial concebido  en los siguientes términos:

 

“A las 12 del día se reanudó el fuego en Huaquillas.

“De Arenillas informan que en el preciso momento en que el mayor de sanidad doctor Orlando Vera transportaba en un camión heridos a un hospital fue ametrallado por un avión peruano y resultó herido el cabo Santamaría, enfermero del Batallón Córdova.

“De Guabillo se informó a 1 p.m. que el capitán ecuatoriano Galo Molina murió en la acción de armas librada en Quebrada Seca. En la misma acción quedó herido un subteniente de reserva y el sargento Perdomo.

“los últimos despachos informan que las fuerzas peruanas presionan fuertemente en los sectores de Alto Matapalo y Quebrada Seca.

“Otros heridos son el teniente Villavicencio y los soldados Morales y Guaira”.

 

Quito, 23. U.P. – La Cancillería expidió el siguiente comunicado:

 

“Desde hace varios días la Cancillería ecuatoriana tuvo noticias de que las fuerzas concentradas en el Norte del Perú se acercaban mas y mas a la frontera. Esta mañana supo, por informaciones fidedignas, que ayer habían salido de Zarumilla todas las tropas que guarnecían Tumbes, partiendo en cambio hacia ese lugar las que se hallaban en Piura, Talara y demás sitios circunvecinos. En Tumbes, según la misma información, quedó sólo el Estado Mayor. Este hecho basta para evidenciar que el Perú preparaba la agresión que se ha consumado esta mañana con el ataque repentino y simultáneo hacia todas las guarniciones fronterizas, sin motivo ni pretexto alguno. Ecuador se ha limitado a rechazar al agresor sin que sea cierto que haya ocupado posiciones al otro lado del río Zarumilla.

“La claridad de la conducta del Ejército ecuatoriano se ha revelado en el hecho de que en los últimos días no ha tenido inconveniente en poner a la vista de corresponsales extranjeros la verdadera posición militar sin que les ocurriera nada, mientras que el Perú  ha procedido de modo contrario”.